16 de diciembre de 2012

Encontrar o Cambiar un nuevo espacio en Casa

Todo cambio en la vida supone una reorganización de las costumbres y del espacio.
Esto puede producirse por diferentes causas:
- un cambio en el trabajo: necesitas un despacho.
- un nuevo miembro en la familia: necesitas un dormitorio infantil.
- un rincón para estudiar.
 
Eso significa solo una cosa CAMBIO y esta palabra nos pone los pelos de punta a todos.
 
Yo lo experimenté al enterarme que estaba embarazada.
Pensaba que sería una locura, principalmente porque nosotros dos, ya teníamos toda la casa ocupada.
Pero os doy un consejo, no te agobies que solo son 2 pasos
 
El primero: Elegir la habitación o el lugar.
 
Esta fué una decisión muy fácil para nosotros.
Un bebe necesita una habitación y nosotros solo disponíamos de una habitación más. Estaba claro.
Pero no estaba vacía, era la habitación de invitados-trastero-vestidor.
Si dispones de habitaciones vacías en casa, salta al siguiente paso.


Antes: La habitación de invitados
 
 
Pero si te encuentras en una situación como la mía, significaba que este paso se divide en otros dos: Eliminar y reubicar.
  • Teníamos que deshacernos de las cosas que guardábamos pero que no usábamos.
Nosotros acudimos a las casa de compra venta. De esta manera recuperas algo del dinero que invertiste. No pienses en grandes beneficios, para nada lejano de la realidad.
Pero menos dá una piedra y alivia la sensación de culpa consumista.
  • Teníamos que reubicar en casa las que sí que usábamos.
Míralo como la ocasión que estabas buscando para arreglar y organizar los armarios de casa.




El segundo paso: Haz una lista de lo que necesitas.
 
Te recomiendo que te tomes el tiempo que necesites, no la hagas con prisas.
Piensa en el futuro.
Si estás pensando en la habitación infantil, pregúntate ¿como quiero que sea dentro 5-10 años esa habitación? De ahí retrocede hasta el presente.
Si estás pensando en un despacho o un rincón de estudio piensa en todos los que pueden utilizarlo y para qué.
Si visualizas la evolución podrás ver que cosas  van a durar más tiempo y cuales solo son temporales aunque necesarias. De esta forma decidir cuales van a ser las compras con una mayor inversión económica y cuales no. Será más fácil y rápido decidirte y tendrás menos posibilidades de equivocación.
 
Te pongo dos ejemplos:
1.- Una habitación infantil:
Piensa que es una habitación que va a tener que crecer con el peque. ¡Y ellos crecen muy rápido!
Una lista básica puede ser:
  • Completar las obras que tienes pendientes, por ejemplo: Armario
  • Una mano de pintura.
  • Mobiliario:
                    *Una cuna.
                    *Un cambiador.
                    *Un sitio cómodo para el Bebe y la Mama.
                    *Armario y/o una cómoda
  • Las cortinas, cojines y alfombra.
2.- Un despacho:
No tiene que ser una habitación, puede ser un rincón por ejemplo en el comedor/salón. Piensa en las personas que lo van a usar y que tarde o temprano tendrá un ordenador.
Pero si es un rincón de estudio es importante que sea tranquilo, que no sea una zona de paso.
Una lista básica es:
  • Mesa
  • Estantería/armario para archivar
  • Silla
  • Cajonera
Con estos dos pasos conseguirás tener esa habitación extra que necesitas sin que llegues a plantearte una mudanza. A partir de aquí todo son extras.
Solo queda que te pongas mano a la obra. Después echa tu imaginación a volar para que te quede una habitación o un rincón totalmente integrado en tu casa, en tu nueva vida y a tu gusto.
 
 
Espero que os sean útiles estos pequeños consejos.
Un saludo Am@s de Casa.