18 de junio de 2012

Almejas con vino Ribeiro

Hoy te presento un primer plato, o un aperitivo muy apetecible para esta época del año en la que empezamos a preocuparnos por la figura.  Es una receta muy fácil y rápida de elaborar.


Datos de Interés sobre las almejas:
Las almejas contienen uno de los niveles más bajos de grasa de todos los mariscos, concretamente entre el 0,5 y el 2% de su composición, aportando además 47 calorías por cada 100 gramos de porción comestible.




Las vitaminas que están presentes en las almejas principalmente son la B3 o naicina y A. La primera favorece el aprovechamiento de los nutrientes energéticos en el organismo, a la vez que regula procesos como la formación de glóbulos rojos, producción de hormonas sexuales y síntesis de material genético. La vitamina A, dentro de las consideradas liposolubles, interviene en la generación y mantenimiento de mucosas, piel y sistema óseo.
Entre los minerales destaca la presencia de fósforo, cuadruplicando los niveles de hierro, magnesio o potasio. Este mineral se encuentra directamente relacionado con huesos y dientes, participando también en los sistemas nervioso y muscular.


Ingredientes:
-1 bolsa de almejas. Yo las compro congeladas y limpias.
-Perejil troceado
-1 bolsa de cebolla troceada de 450gr.
-1 botella de Ribeiro. También puedes hacerlas con vino blanco de la zona, albariño o cava. Según el tipo de vino cambiará el aroma y el sabor del plato.
-1 chorrito de aceite
-Sal



Elaboración:
Pon el aceite en una puchera y cuando esté caliente añade la cebolla troceada muy pequeña y 50gr. de perejil también troceado.
Cuando esté dorada la cebolla añade el vino blanco. En esta ocasión la he cocinado con un cava. El cava hace que las almejas y el jugo tengan un sabor más dulce y suave.
Deja hervir 5 minutos a fuego medio para que se evapore el alcohol y a continuación añade las almejas.
Déjalas cocer hasta que estén todas abiertas. Cuando estén listas apaga el fuego y déjalas reposar unos minutos.
Es muy importante que antes de servirlas retires las almejas que no se hayan abierto durante la cocción.
Ya las tienes listas para comer. Espero que te guste mi receta.

Cristina C.