23 de marzo de 2012

un tarjetero de fieltro

Quiero recordaros que mi habilidad con las manualidades es la que se aprende durante los magníficos años de la EGB.
Por lo tanto es una actividad muy fácil y rápida para hacer con los peques. Os voy a explicar como he creado un tarjetero para el bolso a partir de otro mucho más grande que tenía en casa que no usaba.



Materiales:
Fieltro de colores
Tarjetero viejo
Aguja e hilo del color del fieltro
Pegamento para tela
Un botón para decorar
*los materiales para decorar dependerán de la idea que tengas.
Procedimiento y pasos:
 1º- Rescata del tarjetero viejo las fundas de tarjeta. Si tu tarjetero tiene varias fundas de tarjetas por página, recorta por encima de la línea de cierre. Se estropearán algunas de las fundas.



2º- Toma como plantilla una funda y marca sobre el fieltro la tapa de tu tarjetero. Recorta dejando 1 milímetro extra para que no se vean las fundas de las tarjetas una vez cerrado



3º Junta todas las tarjetas y cóselas con unas puntadas medias. Añade la tapa y cósela de nuevo con puntadas más cortas y fuertes.


4º- Para el cierre coge un hilo, cordón de fieltro, cordón de piel o goma y cósela a la tapa trasera.

5º- Cose un botón en la tapa delantera a una distancia que el cordón de cierre pase fácilmente por él. Deja espacio para cuando la llenes de tarjetas.
6º- Decora con unas hojas de fieltro. Puedes pegarlas con cola para tejidos o coserlas.

Así de fácil y de rápido. Los niños pueden colaborar y  entretenerse decorando las tapas con figuras de fieltro.
También puedes usarla como portafotos para el bolso. Es un regalo perfecto para que las Yayas lleven las fotos de los nietos en el bolso.
Espero que te haya gustado la idea.
Un saludo
Cristina C.